¿Qué es un DEA?

desfibrilador externo automatico corprotegit

En los últimos años, caminando por la calle, ya se pueden ver desfibriladores instalados en la vía pública. También, instalados en centros comerciales, cines, residencias, comunidades de vecinos, aeropuertos, gimnasios, etc.

Afortunadamente, cada vez se instalan más desfibriladores en los diferentes lugares más concurridos.

Y, exactamente, ¿qué es un desfibrilador y para qué sirve? ¿Cuándo se debe utilizar? Son algunas preguntas que intentaremos tratar a lo largo de este texto.

 

 

¿Qué es un DEA?

Un DEA o desfibrilador externo automático es un dispositivo portable que, con los electrodos puestos en el tórax del paciente, aplica una descarga eléctrica ante una parada cardíaca con el objetivo de restablecer el ritmo normal del corazón.
 
Una parada cardíaca es una condición en que el corazón, repentinamente, queda parado. La falta de latidos impide la circulación de la sangre hacia los órganos vitales como el cerebro.

Si la parada cardíaca no se trata con rapidez, la víctima no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir. De hecho, sólo hay 10 minutos de tiempo para efectuar alguna acción antes de que el daño sea irreparable

 

Probabilidad de supervivencia en paro cardiaco
El DEA

Para entender el funcionamiento de un DEA, se ha de entender el funcionamiento del corazón.

Tal y como se ha explicado en la anterior entrada, “¿Por qué late nuestro corazón?“, el corazón tiene un impulso eléctrico originado al nodo sinusal. Este impulso eléctrico atraviesa todo el corazón hasta llegar a los ventrículos y contraerlo. Con la contracción de las aurículas y los ventrículos se consigue el bombeo de sangre o latido.

Los problemas relacionados con este impulso eléctrico son los causantes de los ritmos anormales del corazón llamados arritmias. La arritmia más común es la fibrilación ventricular (FV), también es muy común la taquicardia ventricular.

Cualquiera de estas dos arritmias puede ser solucionada por el DEA. Con las maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) y el DEA, las probabilidades de supervivencia de una víctima con parada cardíaca aumentan considerablemente.

Los desfibriladores son dispositivos portables y ligeros y que funcionan con batería. Cada unidad viene con instrucciones de los pasos a efectuar para salvar una vida, normalmente audibles. Los cursos el soporte vital básico (SVB) y DEA son muy útiles para tener las nociones básicas para aplicar una RCP de calidad y utilizar el DEA con rapidez. En caso de que no haya personal cualificado, la sencillez de los aparatos DEA permite que cualquier persona los sepa utilizar.

 

¿Cuándo se debería utilizar un DEA?

Si no está consciente y no respira …

Si nos encontramos una persona en el suelo, lo primero que hay que hacer es comprobar su estado. ¿Está consciente?

Si no lo está, debemos comprobar si respira.

En caso negativo, estamos ante una parada cardíaca. El desfibrilador SI se necesita. Sabiendo que hay un DEA cerca, hay que cogerlo y utilizarlo en la víctima.

Los DEAs llevan incorporados una pareja de electrodos. Esta pareja de electrodos se coloca en el tórax de la víctima para que la corriente eléctrica fluya de un electrodo hacia el otro. En cada electrodo hay un dibujo donde se especifica el lugar donde se debe pegar.

 

electrodos DEA corprotegit

Una vez encendido, el DEA automáticamente efectúa un electrocardiograma para comprobar el ritmo del corazón. Y, si se necesita, pedirá al usuario para pulsar el botón de descarga.

¿Factores de riesgo?

Los desfibriladores externos automatizados (AED) son seguros de usar. No hay ningún informe de que indique que haya algún DEA que haya causado daños a los usuarios. Además, tampoco hay informes de desfibriladores que ofrecen choques eléctricos inadecuados.

 

Los DEAs son totalmente seguros y fáciles de usar, así que no suponen ningún tipo de riesgo para el usuario.

 

 

Fuente: National Heart, Lung and Blood Institute | Automated External Defibrillator

Publicado en BlogESP y etiquetado , , .