ADVERTENCIA ¡Ojo con la onda eléctrica!

desfibrilador electrodos, corprotegit

Si estas decidido a comprar o adquirir algún desfibrilador, es muy importante que compruebes el tipo de onda eléctrica que se le aplica al paciente. De ella depende la efectividad de la descarga, y, en muchos casos, el éxito o fracaso. Una onda eléctrica de calidad ofrece mejores resultados ante una víctima con una arritmia.

La desfibrilación del corazón requiere la exposición de la mayor parte del miocardio a un campo eléctrico. Rigurosamente, llamamos Forma de Onda de Desfibrilación Transtorácica Óptima, a aquella que restaura el miocardio a su función de bombeo normal con la mínima energía aplicada al paciente.

Antes de continuar, no existe una onda especifica que sea óptima para todos los casos.

Antiguamente, en los años sesenta se utilizaban dos tipos de ondas monofásicas, la amortiguada sinusoidal y la exponencial truncada. Se muestran en la siguiente figura:

 

Este tipo de onda aplica altas intensidades, del orden de más de 40 amperios al tórax del paciente, i resulta no tan efectiva (comparado con las siguientes ondas).

Los desfibriladores que usan la onda monofásica entregan corriente de una polaridad, es decir, la corriente sólo fluye en una dirección. Tienen la desventaja que la cantidad de energía entregada varía con la impedancia transtorácica y el tamaño de los pacientes.

Aunque ya no se fabrican equipos con este tipo de onda, aún siguen en funcionamiento dentro del mercado. Uno nunca sabe lo que se va a encontrar, por ello, es recomendable saber el tipo de onda utilizada en cada dispositivo.

 

Hacía la forma de onda óptima

A medida que pasaron los años y avanzaron los estudios sobre el corazón, se comprendió que más allá de la onda monofásica existen ondas que aplican menos energía y resultan en un mejor tratamiento de la arritmia.

Se empezó a utilizar la forma de onda bifásica. Dada su sencillez y alta eficacia ha conseguido llegar al podio siendo la más difundida y utilizada entre los fabricantes de desfibriladores.

Su característica principal es que entrega la corriente en dos fases. En el momento inicial de la onda, la corriente fluye en dirección positiva durante un intervalo de tiempo determinado; posteriormente, la corriente abruptamente invierte la dirección y fluye en un sentido negativo por el tiempo restante del choque.

Además, si se compara con la onda monofásica ya mostrada, se aprecia que la corriente entregada es mucho menor. La evidencia a partir de estudios extra e intrahospitalarios, indica que choques de onda bifásica de baja energía tienen igual o mayor éxito para terminar con una Fibrilación Ventricular que los choques de onda monofásicos.

Partiendo de la bifásica, surgieron algunas variantes de cada fabricante.

 

A modo breve i diferenciador:

  • Exponencial Bifásica Rectilínea: pretende minimizar la dispersión de la corriente de pico y la corriente media en pacientes con diferentes impedancias.
  • Corriente Controlada: pretende mantener una corriente y una duración constante a lo largo de la descarga, independientemente de la impedancia del paciente.
  • Exponencial Bifásica Muestreada: mantiene la duración total constante y hace que la tensión media de la descarga sea proporcional a la impedancia del paciente ajustando el ancho de cada pulso.

No hay una evidencia científica clara de que un tipo de onda prevalezca por encima de la otra, cada fabricante defiende las propiedades de su onda.

Lo que si está claro es que la monofásica ha caído en desuso, aunque muchos DEAs sigan circulando con este tipo de onda predeterminado.

Si tienes dudas sobre el tipo de onda de tu DEA, puedes consultarnos enviándonos un mensaje.

 

 

Fuente: Rev Fed Arg Cardiol. 43(4): 202-208 – Rev Chil Anest; 41: 28-35

Publicado en BlogESP y etiquetado , , , .